Skip to content

La importancia de quererse a una misma Aire revista

Sentirse bien con una misma es fundamental para poder amar a los demás; es decir, es imposible ofrecer aquello que a ti te falta. A continuación, te mostramos por qué es tan importante y cuáles son las claves para aprender a quererte a ti misma.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la apreciación personal que se desarrolla hacia ti misma. Este concepto psicológico varía en función de la edad, las interacciones, tu personalidad y tu desarrollo cognitivo.

Podríamos decir que quererse a una misma es ser honesta contigo misma y con los demás, de manera que estás atenta a tus necesidades vitales y te aceptas, respetas y te amas por ser quién eres; de no ser así, es imposible tener una relación de pareja sana.

¿Por qué es importante quererse a una misma?

Quererte a ti misma es muy importante para automotivarse, tener más confianza y tener los recursos necesarios para crecer, avanzar y desarrollarte en tu día a día.

Además, una buena autoestima es la base para amar a los demás.

¿Alguna vez has pensado en adquirir un producto erótico, pero te daba vergüenza?

Una buena autoestima te ayudará a disfrutar más y conocerte mejor en todos los aspectos, también en los sexuales.

Por eso, en lugares como un sex shop online, como Mundo Erótico, puedes encontrar una amplia variedad de juguetes sexuales con los que gustarte y, de esta forma, saber qué es lo que más te gusta en tus relaciones íntimas.

Claves para aprender a quererte a ti misma

A continuación, te mostramos las principales claves para quererte a ti misma:

  • Planea tu presente y tu futuro con optimismo: deja de exigirte más de lo que realmente eres; debes aprender a romper las falsas creencias que pueden condicionar tu presente y futuro.
  • Sé tú misma: afronta la realidad con sus obstáculos y dificultades; de esta forma, puedes conocer tu potencial, conectar mejor con el resto de personas y enfocarte en tus objetivos personales.
  • Olvida tus miedos: deja atrás las presiones por fracasar y desarrolla tus habilidades y capacidades. Cuando te amas a ti misma tienes un mayor conocimiento personal, en todos los aspectos.
  • Abre tu mente: supera las ataduras y empieza a conectar con aquellas personas o aficiones a las que no les habías dado una oportunidad por miedo. ¿Te gusta un deporte en particular? Empieza a practicarlo. ¿Quieres probar una postura sexual? Adelante con ello.
  • Olvídate de las máscaras y los convencionalismos: no intentes agradar a todo el mundo, es imposible. Las personas que verdaderamente te quieren valorarán tu honestidad y les gustará compartir buenos ratos contigo.
  • Conoce tus límites: olvídate de los sueños y las aspiraciones imposibles; tienes que intentar luchar cada día por ser una persona mejor, pero siempre dentro de una medida racional. Escoge aquello que te hace más feliz y profundiza en ello.
  • Disfruta más y quéjate menos: ¿sirve de algo quejarse? Lo único que conseguirás será estar todo el día dando vueltas a algo que no te ha salido como deseabas.
  • Desarrolla tu potencial: según la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner, cada persona tiene un talento natural que puede mejorarse a través de una serie de actividades diarias.
  • Vive experiencias únicas: no dejes que nadie decida por ti y toma las riendas de tu vida. Arriésgate y libérate de los miedos, ya sea en el plano sentimental, laboral o en cualquier otro.

En definitiva, quererse a una misma es fundamental para disfrutar y conocerte más en todos los aspectos; de esta forma, te gustarás más y, con ello, podrás decir a tus parejas qué te gusta y qué no durante tus encuentros sexuales.